SCORE

Más que ser rentable, el flujo de caja es el verdadero barómetro de la salud y la fuerza de su pequeña empresa. Sin embargo, llevar su negocio a un territorio de flujo de caja positivo es mucho más fácil de decir que de hacer.

Para el nuevo propietario de un negocio, la gestión de las entradas y salidas de dinero puede ser una lucha diaria. A menudo es un desafío cíclico en el que el dinero que entra tiene que volver a salir inmediatamente, lo que provoca déficits de efectivo en el camino. Esto puede causar tensión a la hora de pagar a los proveedores, de llevar los productos al mercado a tiempo y en casi todas las demás áreas de su negocio.

Es fácil ver cómo el efectivo es la sangre vital de su negocio. La administración regular del flujo de efectivo es su mejor apuesta para mantenerse al frente de sus finanzas.

Incluso con la mejor planificación, sin embargo, las pequeñas empresas pueden sentir de vez en cuando una grave crisis de efectivo. Cuando se necesita dinero rápido, hay varias rutas a considerar.

5 maneras de obtener dinero rápidamente

1. Cobrar por adelantado

El flujo de efectivo, como el término implica, es un flujo de dinero que entra y sale. Cuando sale más de lo que entra, se necesita una forma de romper el ciclo y dar a las cuentas por cobrar la oportunidad de ponerse al día.

Hay formas de animar a los clientes a pagar por adelantado los productos o servicios que aún no se han prestado. El método más sencillo y común es con un programa de tarjetas de regalo. Las tarjetas de regalo son una forma barata de que los clientes le paguen antes de que sea necesaria cualquier acción por su parte. Eso equivale a que el dinero entra más rápido y le da la oportunidad de recuperar el flujo de dinero en territorio positivo.

2. Cobrar los pagos adeudados

Pagar por adelantado es la clave. Igual de crucial es cobrar los pagos de los clientes cuando vencen. No es sorprendente que los clientes no vayan a golpear su puerta con un cheque en sus manos. es posible que los clientes necesiten un recordatorio amistoso de que el pago está vencido.

Hay muchas maneras de asegurarse de que los clientes paguen a tiempo. Puede acortar los plazos de pago en general o hacerlo sólo para aquellos clientes que son crónicamente lentos para pagar. Acortar los plazos de 30 a 15 días, o los de 60 a 45 días es una práctica aceptable que puede hacer una grave mella en el déficit de flujo de caja de una empresa. Sea cual sea la forma en que decida cobrar los pagos de los clientes, comunicar claramente los cambios a lo largo del camino le asegurará mantener relaciones sólidas con los clientes y proteger mejor su flujo de caja.

3. Ralentizar sus pagos

Al evaluar las condiciones de los pagos de los clientes, eche un vistazo a las condiciones que tienen sus proveedores y encuentre oportunidades para ralentizar sus pagos. Reducir el ritmo de los flujos de caja de su empresa también puede ayudar a reducir los posibles déficits de caja.

Si un proveedor le concede plazos de pago de 30 días, aproveche esos plazos y guarde la emisión de cheques hasta el final de ese período. Puede gestionar con éxito sus cuentas por pagar a los proveedores a tiempo y seguir conservando la mayor parte de su dinero en efectivo durante el mayor tiempo posible. Mientras no se retrase en el pago a un proveedor y se mantenga en regla con un crédito sólido, la ralentización de los pagos es una forma eficaz de mantener un saldo positivo.

4. El factoraje

El factoraje es una forma menos común de gestión del flujo de caja para las empresas que necesitan dinero rápido, pero puede ser muy eficaz para las empresas que se enfrentan a clientes de pago lento o que no pueden acortar los plazos de pago de un cliente. Una empresa puede vender sus facturas u otras cuentas por cobrar a las empresas de factoraje. El agente emite un cheque a la empresa menos una comisión de factoraje y le deposita a la empresa dinero en efectivo inmediato en el banco.

Las empresas de nueva creación también pueden utilizar el factoraje como una forma estratégica de asegurar el flujo de caja. La mayoría de las empresas de nueva creación no tienen todavía el historial de crédito necesario para ciertos tipos de préstamos para pequeñas empresas. Dado que los agentes se fijan en la capacidad de pago del cliente cuando se evalúa el riesgo, y no en el historial de crédito de la empresa, el factoraje puede ser una fuente fácil de dinero rápido para una empresa joven.

5. Préstamos de fuentes alternativas

Cuando todo lo demás falla, pida prestado con cautela. Muchos empresarios pedirán prestado de sus fondos personales antes de dejar que su negocio se hunda. Muchos expertos están de acuerdo en que es la medida correcta si significa mantenerse a flote. Pero, como con todo, hay una manera correcta y una manera incorrecta de pedir prestado. Y, como con cualquier banco, tenga un plan para pagarse a sí mismo.

Si decide pedir un préstamo, comience por liquidar el inventario, el equipo y depositar el capital del propietario en efectivo. Si tiene una línea de crédito, reúnase con su banco y discuta opciones, como mantener su línea abierta y si aumentar su línea de crédito es una opción que están dispuestos a analizar.

Actuar y crear un plan

Conseguir rápidamente el dinero no siempre es fácil. Cuanto antes se actúe para romper el ciclo de flujo de efectivo negativo, mejor. La buena noticia es, sin embargo, que hay múltiples maneras de asegurar el dinero que se necesita para impulsar el flujo de efectivo hacia un territorio positivo.

Una de las mejores maneras de proteger su negocio de los daños causados por un déficit de flujo de caja es con el apoyo de un asesor de SCORE. Su asesor le ayudará a evaluar sus finanzas y crear un plan para mantener un flujo de caja positivo. Contacte a un mentor de SCORE hoy

Cinco fuentes de dinero rápido para su pequeña empresa